Ciudadania y Escuela
(CyE)

                                                                   Propósito

El propósito del diplomado ciudadanía y escuela se enmarca en el hecho de que el docente actual debe lograr la formación integral como ser social para la construcción de la nueva ciudadanía participando permanentemente como los responsables y corresponsables de la administración educativa e interactuando con las comunidades educativas, con el fin de promover la formación de individuos críticos y reflexivos tomando en cuenta los valores fundamentales consagrados en la Constitución de la República y desarrollando potencialidades y aptitudes para aprender, propiciar la reconstrucción e innovación del conocimiento, mejorando el desarrollo personal y profesional de los ciudadanos y las ciudadanas, fortaleciendo los vínculos y valores familiares.

Objetivo General

Partiendo del propósito que se fijó en el Diplomado, se estableció el siguiente objetivo: 

Promover la formación de docentes críticos y reflexivos tomando en cuenta el marco normativo-legal venezolano que impulsa las relaciones de ciudadanía y escuela.

Perfil del Egresado

 Al culminar el Diplomado, el egresado evidenciará las  siguientes competencias:

- Será actor clave generador de alternativas para optimizar la calidad del servicio educativo.

- Reflexiona sobre el impacto de la formación en valores y la sociedad.

- Aplica las bases legales en el contexto educativo demostrando una posición crítica reflexiva.

- Aplica las herramientas de desarrollo personal dirigidas a favorecer la comunicación efectiva, la autovaloración y la integración grupal.

- Utiliza la investigación como el medio para adquirir conocimiento y como herramienta metodológica para contribuir al mejoramiento de la calidad de los procesos de enseñar y de aprender.

- Demuestra una posición crítica reflexiva sobre el uso y la incorporación de las tecnologías de la información y comunicación dentro de los procesos de enseñar y de aprender en las diferentes áreas del conocimiento.

- Valora la relación del docente con los principios éticos implícitos en el ejercicio de la profesión docente.